El control de la calidad del vino.

Los adelantos de la electroquímica y de la óptica están cambiando la situación. Ya sea para medir la madurez de la uva, el progreso de las fermentaciones, los sulfitos, el oxígeno disuelto y la turbidez. Ahora existen medios sencillos y comfiables para realizar estos análisis en la bodega. Es necesario no equivocarse.

A diferencia de las compañías que venden máquinas para análisis, ya sea en la leche, la carne, los cereales o el vino y que tienen como único objetivo vender una máquina, desde hace más de 10 años Wine & Tools está a su lado para ayudarle a elegir y poner en práctica las herramientas más adecuadas respecto a sus necesidades y a su lógica de producción. Socio de Foss, Hach y WineLab, Wine & Tools ha privilegiado la calidad, el servicio post-venta y la facilidad de implementación.

WineLab-Mini es una solución analítica para sus mostos y sus vinos en todas las etapas de su elaboración: sencilla, fiable, completa y económica.

 

COMPLETO, SIMPLE, FIABLE


El WineLab es un mini laboratorio para los que no son especialistas. Sin calibración, con una interfaz táctil que le guía paso a paso, hacer un análisis es un juego de niños. En cuestión de minutos y por unos pocos euros, analice el azufre, el azúcar, el málico y más de 25 análisis…

UNA GOTA BASTA


Foss equipa gran parte de los laboratorios enológicos en todo el mundo. Su profesionalismo y la calidad de su servicio son la base de su éxito no solo en el vino, sino también en la leche, la carne y los granos. OenoFoss es una solución modular que permite analizar, sin preparación y sin reactivos los principales parámetros de la madurez al embotellado. Es la herramienta indispensable para aquellos que quieren internalizar sus análisis de rutina.

TENER RAZÓN


Hach es conocido por la mayoría de nosotros por sus instrumentos para medir la turbidez y el oxígeno disuelto en el vino, gracias a la adquisición de CRISON, Hach ha adoptado una tecnología de referencia para la valoración del SO2 libre total en el vino.